domingo, 24 de mayo de 2009

ANOREXIA MENTAL DEL BEBE

ANOREXIA MENTAL DEL BEBE

Es más que habitual que las madres consulten con su pediatra por la dificultad que tienen para darle de comer al bebé, le explican al médico todas las ingeniosas maniobras que utilizan para conseguir que sus niños se alimenten (desde juegos o disimularle la comida etc.,) y aún así los niños se niegan a comer.... e incluso a veces vomitan lo poco que han comido. Lo primero a verificar sería la vivacidad, el estado de ánimo, la fuerza del niño, que en el caso de la anorexia del bebé, estos aspectos se encuentran intactos.

¿Que es lo que se juega aquí entre el niño y la madre?

Nos encontramos sencillamente ante una actitud de forzamiento por parte de la madre y otra actitud de oposición o rechazo por parte del niño. Es fundamental comprender en que medida no se le permite al niño desear, es decir si todas las veces le damos la cucharada de comida antes que el niño abra la boca para pedirla, le estamos anulando su deseo, (ya tiene lo que necesita sin siquiera saber que lo necesitaba,.....) y en cuanto al deseo destacamos que es el motor de nuestra vida, lo que nos hace investigar, trabajar y nos brinda motivos para vivir; vivir sin deseo es vivir desahuciado.

Probablemente la anorexia del bebé se puede dar a partir del quinto al séptimo mes periodo en que las madres les comienzan a dar alimentos sólidos y los niños aún no están preparados, lo que los lleva a una interminable disputa entre ellos de rechazo y forzamiento.

Esta anorexia puede desaparecer si se logra cambiar la presión que se ejerce sobre el niño, tanto al alimentarlo como en cualquier otra actividad, como también una profunda comprensión de la situación por parte de la madre, esto incluye poder separarse un poco en la relación con su hijo y no tomarlo como algo personal en contra de ella, es decir, entender que el niño puede tener la posibilidad de decir no.

R. Debré hace la diferencia entre el hambre y el apetito; el hambre es la necesidad fisiológica, mientras que el apetito es lo psicológico, eso implica que una persona puede tener hambre y no querer comer, por ej. el que hace una huelga de hambre, a eso le llama anorexia de oposición, mientras que la desaparición del hambre es una enfermedad orgánica.

1 comentario:

Andrea Lopez dijo...

Me ha gustado mucho el post, ideal para conseguir mejoras y desarrollo de bebe poliglota conforme pasa el tiempo y poco a poco, es clave para su desarrollo