miércoles, 8 de octubre de 2008

La batalla contra las alergias

La batalla contra las alergias

Sea por el polvo, el polen o distintos tipos de comidas, muchas personas hoy son susceptibles a las alergias. La alergia es una reacción del sistema inmunológico a ciertos tipos de sustancias, que son llamados alergenos.

Cuando la persona con una alergia, por ejemplo al pelo de algún tipo de animal, entra en contacto con el alergeno, su cuerpo experimenta diferentes tipos de reacciones. Dependiendo del tipo de alergia, la persona puede sufrir erupciones, dificultades para respirar, estornudos, mucosidad exagerada, ojos llorosos o evacuación intestinal involuntaria. En los casos más extremos de ataques alérgicos, la persona puede sufrir un shock anafiláctico y esto puede incluso causar la muerte.

¿Cuáles son los síntomas de una alergia?

Los ataques de alergia varían en síntomas y grado. Los síntomas de alergia leve se ven usualmente en un área específica y no se extienden a diferentes partes del cuerpo. Esto es indicado por una erupción, picazón, ojos llorosos, estornudos incontrolables o hinchazón del área afectada.

Los síntomas moderados incluyen reacciones alérgicas que se esparcen a todo el cuerpo. Esto es manifestado por picazón, entumecimiento, movimiento intestinal involuntario o dificultades para respirar.

Una reacción alérgica severa es llamada anafilaxia. Es un estado de emergencia riesgosa cuando la reacción del cuerpo al alergeno es rápida, súbita y no ataca sólo a un área del organismo. Estos síntomas alérgicos pueden comenzar con una picazón persistente, seguida por dolores abdominales, vómitos y urticaria. Los mareos o confusión también pueden ser síntomas de la anafilaxia y causan una caída rápida de la presión sanguínea.

Estos síntomas alérgicos pueden aparecer en diferentes partes del cuerpo:

- Ojos: enrojecimiento, picazón y lágrimas.
- Nariz: inflamación de las membranas mucosas resultando en goteo nasal y estornudos.
- Pulmones: contracción, sibilancias y dificultades para respirar, que en ocasiones son signos de asma.
- Oídos: inflamación, un dolor leve e incluso deterioro temporal o pérdida auditiva.
- Piel: picazón, enrojecimiento e inflamación del área afectada.

Tratamiento

Hay tratamientos que dependen del tipo de alergeno a que la persona es susceptible. Para un alergeno aéreo como el polen, el pelo animal, el moho y el polvo, entre otros, medicinas como un spray nasal, inhaladores, descongestivos o antihistamínicos pueden ser suficientes para dar un alivio inmediato de los síntomas. Las gotas para ojos también se pueden usar si el enrojecimiento o picazón se vuelven persistentes.

Para un alergeno ingerido tal como el producido por ciertos tipos de comidas, el mejor tratamiento es evitar ese tipo de alimentos en adelante. La alergia alimentaria puede producir jadeo, urticaria, goteo nasal, hinchazón de la zona de la boca y, a veces, dificultad para respirar. Para las erupciones se aplican algunas cremas en la piel y esto mejora la situación. Los antihistamínicos también reducen los otros síntomas.

Hay personas con alergias a ciertos tipos de drogas o picaduras de insectos. Usualmente, reciben como tratamiento una inyección de epinefrina (adrenalina) administrada por un doctor. Esto revertirá inmediatamente los síntomas alérgicos y salvará al paciente.

La mayor parte de las medicinas para alergias se pueden comprar sin dificultades en una farmacia local. Pero antes de adquirir una, asegúrese de que un doctor a diagnosticado apropiadamente la alergia a tratar. Un tratamiento incorrecto puede producir mucho daño.

1 comentario:

Naturalmente dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.